SE VENDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESPOSA Y AMANTE

 

“Las autenticas berlinas deportivas se reconocen porque nada las distingue de las

otras… salvo sus prestaciones”. Yves Blin, responsable de prensa de VW.

 

Presentado al publico en el Salón de Frankfurt del 75, el Golf GTi responde perfectamente

a esta definición. Concebido como punta de lanza de toda la gama, su apariencia apenas

difiere de los Golf mas “básicos” (negros parachoques, negros pasos de rueda, y bajo las

puertas dos bandas negras) y tanto la habitabilidad como la fiabilidad permanecen, pero el

motor pasa de los 75 cv del Golf 1600 básico a ¡110 cv! y las prestaciones también crecen

de forma espectacular: 180 km/h (antes 160 km/h) y solo 10” para pasar de 0 a 100 km/h.

Resultado: ¡un sorprendente lobo con piel de cordero!.

¡Y un éxito sin precedentes!. BMC con el Mini Cooper, y Renault con el Dauphine y el R8

Gordini habían estrenado el concepto, pero sin apurarlo hasta sus ultimas consecuencias

Volkswagen lo hace añadiéndole una buena dosis de rigor “alemán” y... ¡bingo!. El secreto

es que el GTi no es una simple versión deportiva, sino un nuevo modelo concebido como

un todo homogéneo, un compacto con el chasis a la altura de sus prestaciones, capaz de

competir con los mas grandes y de seducir a todos: jóvenes y mayores, lleven vaqueros o

corbata, del alto ejecutivo a su hijo, pasando por su mujer y... su secretaria.

Naturalmente, pronto surgen los imitadores, y todas las marcas “generalistas” (Opel, Ford,

Peugeot, Renault,…) presentan una versión “GTi” de sus modelos mas vendidos. Pero el

Golf GTi es y será siempre el mejor, la referencia y un mito que va ya por la 6ª generación.

Naturalmente en 35 años el mito ha evolucionado y hoy es mas pesado pero también mas

potente (210 cv) y eficaz, y el único que conserva frente a la competencia las siglas “GTi”.

Pero nuestro corazón (y nuestro bolsillo, vale 10 veces menos) estarán siempre con el 1º,

el que abrió el camino, inventando un concepto aun hoy (absolutamente) vigente.

 

CARACTERISTICAS

Mientras que el motor 1600 del Golf GLS rendía solo 75 cv a 5600 rpm, el del GTi (que ya

equipaba al Audi 80) alcanza 110 cv a 6100 rpm sin aumentar la cilindrada. Esta sensible

mejora del rendimiento (casi 70 cv/litro) se obtiene esencialmente gracias a un cambio en

la alimentación (que abandona el carburador por un sistema de inyección continua Bosch

K-Jetronic) en la culata (que es plana) en la relación de compresión (que pasa de 8,2:1 a

9,5:1) y en el colector de escape (de sección mas gruesa y con 2 silenciosos).

Realmente, los ingenieros de VW realizaron una pequeña obra maestra y si el par era un

poco escaso (14 mkg a 5000 rpm frente a los 11,9 del GLS) este defecto se corrige en el

82 aumentando la cilindrada a 1781 cc con lo que alcanza 15,3 mkg a solo ¡3500 rpm!, lo

que lo hace mucho mas flexible, silencioso y agradable de utilizar. La potencia en cambio

apenas sube (112 cv a 5800 rpm) pero en cualquier caso, con una relación peso/potencia

de 7,5 kg/cv, el GTi puede reivindicar, sin sonrojarse, la calificación de “deportivo”.

Pero, sea cual sea la cilindrada, también era importante pasar correctamente todos estos

caballos a la carretera, y para ello el GTi sufrió un tratamiento enérgico. Las suspensiones

son de tipo McPherson delante y por ruedas tiradas detrás como en los Golf mas básicos ,

pero los muelles y los amortiguadores se endurecen y cada eje va equipado con una barra

estabilizadora. Además, la distancia al suelo baja 20 mm, las llantas pasan de 5” a 5” 1/2

montando neumáticos 175/70 HR 13 y en consecuencia las vías aumentan 14 mm.

Naturalmente los pasos de rueda deben ser ensanchados y delante se monta un (no muy

agraciado) espolier, pero eso (junto con los detalles en negro y la sigla GTi en la calandra)

es lo único que delata que no estamos ante un Golf “normal”. Los diseñadores de VW han

tenido el buen gusto de respetar la sencilla y cuadrada línea concebida por Giugiaro (para

Ital Design), los colores son discretos (blanco, gris metalizado, el inevitable rojo...) y el GTi

no ostenta la imagen de un automóvil preparado. Potente y musculoso si, pero no “vacila”,

y tan a gusto al ataque en una ruta de montaña como placido en el trafico urbano.

 

AL VOLANTE

El interior es también sobrio y muy próximo al del Golf GLS, a excepción naturalmente de

las banquetas “sport”, el volante de tres brazos y el pomo del cambio en forma de ¡pelota

de golf!. La posición al volante es excelente y también lo es la visibilidad y, en conjunto, el

equipamiento es muy satisfactorio, aunque el emplazamiento del termómetro de aceite en

la consola central sea chocante. Pero es mas barato añadir una consola que cambiar todo

el cuadro y en general los acabados son irreprochables y todo muy funcional. La banqueta

trasera, por ej,  puede acoger tres adultos, pero además es abatible y permite cargar una

enorme cantidad de equipaje por la puerta trasera. Interés practico y carácter deportivo se

dan la mano en el Golf, haciendo de el un coche muy polivalente.

En la ciudad, su favorable relación tamaño/habitabilidad (3,70x1,63 m) le permite moverse

con una gran soltura. La dirección es precisa y dulce (aunque demasiado desmultiplicada)

el cambio (de 5 velocidades, 4 en el 1600) es muy manejable y está bien escalonado (60-

95-140-180-185 km/h), los frenos (de disco en las delanteras y tambor en las traseras) son

eficaces y resistentes (para la época) y el motor es tan flexible como brillante... Si pisamos

el acelerador la aguja del cuentavueltas sube y sube y sube… sin vacilaciones, y abatimos

los primeros 400 m en 16”1, el kilómetro en 30”2 y la velocidad máxima roza los 185 km/h.

En la carretera el Golf GTi se ríe abiertamente de las limitaciones y de cualquier obstáculo.

Firme pero eficazmente amortiguada y consintiendo escaso balanceo (20% menos que un

Golf “normal”) la suspensión es indiscutiblemente deportiva y los gruesos neumáticos (175

70 HR 13) aumentan considerablemente la adherencia. Facilidad, potencia, frenada... todo

se conjuga armoniosamente, sin sacrificar el confort. Piloto y pasajeros van cómodamente

sentados y aunque el eje trasero salte un poco, estamos lejos de la incomodidad típica de

un deportivo y podemos afrontar tranquilos largos viajes por la autopista.

Y cuando vienen curvas, el GTi es de una seguridad casi inquietante. El par motor apenas

se nota en la dirección, y el coche se inscribe con facilidad en los virajes. El subviraje solo

aparece cuando forzamos el ritmo y en el 99% de los casos es suficiente acentuar el giro

y frenar para recuperar la adherencia o levantar el pie bruscamente para hacer deslizar la

trasera. En cualquier caso el coche reacciona suavemente y el conductor tiene tiempo de

recibir la información antes de actuar. No se trata de pereza, porque la agilidad es mucha,

sino de facilidad: el Golf lo perdona casi todo, y no hace falta ser un experto para llevarlo

rápido. La contrapartida de un comportamiento tan ”tranquilo” es que es menos “divertido”

que el de un tracción trasera, que da mas importancia a las iniciativas del piloto y lo hace

sentirse mas “protagonista” de la situación. Pero… ¡no se puede tener todo!.

 

COMPRAR UNO
Hay que asumirlo, las “mini-bombas” (Mini Cooper, Renault 8 Gordini...) son cada vez mas

apreciadas por los coleccionistas (debutantes y... confirmados) y sus precios son cada día

menos “populares”. Ahora le toca al Golf GTi, que puede alcanzar los 6.000 € (por un 1600

en estado de concurso) y no suele bajar de los 3.000 € (por un 1800 aceptable).

Los kilometrajes pueden ser elevados, pero eso no importa porque son coches robustos y

fáciles de mantener. Lo que si importa es la corrosión (descártenla) y el “tuning”, que ya ha

masacrado muchos ejemplares. Devolverlos a su estado original es posible (piezas V.A.G.

disponibles) pero costoso (piezas V.A.G. caras). Mejor buscar… en los desguaces.

 

CONCLUSION
Hasta la llegada del Golf había dos tipos de berlinas: las “esposas” (serviciales y

discretas) y las “amantes” (ardientes pero caprichosas). Con el GTi, Volkswagen

cambió ese esquema ofreciendo las 2 por el precio de 1 y la formula fue un éxito:

casi 500.000 ejemplares fabricados, imitadores, secuelas... Un éxito que 35 años

después sigue funcionando, incluso (o sobre todo)… en la versión original. 

 

PRODUCCION
GOLF GTI 1600 (1976-1981) : 283.650 ej.

GOLF GTI 1800 (1982-1983) : 178.040 ej.

TOTAL :                                    461.690 ej.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO  >

 

VIDEOS RECOMENDADOS

 

ANUNCIE AQUI SU COCHE GRATIS

(SOLO SIMILARES AL DE LA FICHA)

PARA + INFORMACION PULSE AQUÍ

 

LIBROS RECOMENDADOS

(PARA VER DESACTIVAR ADBLOCK)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIEN

GTi mítico

Fiabilidad

Polivalencia

Comportamiento fácil

Comportamiento eficaz

Precio/prestaciones (1800)

Repuestos VAG disponibles

 

MAL

Repuestos VAG caros

Tuning

 

© www.clasicosydeportivos.es 

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

VOLKSWAGEN

GOLF GTI
(1976 - 1983)

 

VOLKSWAGEN GOLF GTi 1800

MOTOR

Tipo: 4L Transversal delantero

Cilindrada: 1781 cm3

Potencia: 112 cv a 5800 rpm

Par: 15,3 mkg a 3500 rpm

Transmisión: Delantera 5 velocidades

CHASIS

Dirección: Cremallera

Suspensión D/T: Independiente

Frenos D/T: Disco/Tambor

Neumáticos D/T: 175/70 HR 13

DIMENSIONES

Largo-Ancho-Alto: 3,70-1,63-1,39 m

Peso: 840 kg

Peso/Potencia: 7,50 kg/cv

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 185 km/h

0-1000 m: 30”2

PRECIO

3.000   (06/09/2010)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro de texto:  
P

 

 

 PUBLICIDAD

 

 

Preferido por los “puristas”, el frontal

del 1600 es menos agresivo que el del 1800, que cuenta con  faros antiniebla.

 

 

 

 

 

 

 

 

La línea diseñada por Giugiaro (de Ital Design) es muy compacta y cuadrada, hecha para ser habitable y para durar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Presentado con 1588 cc, 110 cv, y 14 mkg, en 1982 el motor gana cilindrada (1781 cc) poca potencia  (112 cv) pero bastante par (15,3 mkg) y... silencio.

 

 

 

 

 

 

 

Volante de 3 brazos, banquetas sport con tejido escocés, pomo del cambio con forma de pelota de golf… ¡Bravo!.

 

 

 

 

 

 

 

El Golf GTi va ya por la 6ª generación y aunque ha ganado potencia, también su peso ha subido bastante. ¿Mejor?.

 

 

 

 

 

 

 

Coincidiendo con el montaje del motor 1800, el GTi se ofrece también con 5 puertas, como ya antes todos los Golf.

 

 

 

 

 

 

 

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO

     

 

                ?

 

Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: