Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

BERLINETA

 

Imbatible. Inimitable. Inolvidable. Su nombre y su silueta corren en la memoria de todos los que la han conducido, de todos los que la han visto pasar. Es la Berlineta  A 110, un deportivo A pasionado, A pasionante y (¡olvídense del de la foto!)... A zul. Entonces, azul significaba Francia. Hoy, significa sobre todo Alpine.

 

La Berlineta, es el “bebe” de Jean Redele, la realización de un sueño forjado en 1955 con

los primeros deportivos Alpine sobre la base de un Renault 4CV, y se beneficia de todos

los perfeccionamientos aportados a los diferentes modelos ( A 106, A 108 ) a lo largo de mucho tiempo: chasis-viga,  motor en voladizo trasero, carrocería en fibra de vidrio… Para reducir costos, se recurre a un banco de piezas procedentes, sobre todo, de Renault pero también de Peugeot, Citroen, NSU, un verdadero puzzle. El A 110, presentado en el Salón de Paris de 1962, coincide con la llegada del nuevo 4 cilindros Renault, mas largo y que exige el diseño de una nueva trasera para alojarse.

El  A 110 es pequeño, muy pequeño: un metro trece. De pie a su lado, podemos acariciar

la curva del techo, que cede ligeramente bajo la presión de la mano: plástico fino. En las versiones de carreras, cuidado: podemos atravesarlo...También es hermoso. Menudo, sin duda, pero bien visible. Su rostro anuncia incluso una cierta pretensión, con los grandes faros abiertos hacia el mundo. A partir del diseño inicial, el A 108 a menudo atribuido a Michelotti, pero que retocaron los estilistas de Renault y el mismo Jean Redele (fundador-director-ingeniero e incluso piloto), hicieron falta años para obtener esa mezcla única de fuerza y finura. Una silueta fluida, nacida en 1960 para un coupe que quería agradar tanto

a las damas como a los caballeros, simpático, un poco endeble, y que con la practica del deporte adquirió músculos: las ruedas empujaron para abrir las aletas traseras, los faros antiniebla se apoyaron en el morro y la línea se encogió hacia atrás recordando un felino dispuesto a dar el salto.  

Un felino que merece respeto: Córcega sobre asfalto, Montecarlo sobre nieve, Marruecos

sobre tierra, ganó todos los Rallyes y el Campeonato del Mundo del 73. Hará falta mucha

potencia, harán falta 911 o Stratos con 100 o 150 cv mas para bajarlo del podio. Un Alpine

1600 S con el motor del R16 TS rinde 125 cv, pero para un peso de 715 kg solamente. Su secreto se encuentra. en parte en esta relación tan favorable. De nuevo como dijo Bugatti:

“el peso es el enemigo”.

 

CARACTERISTICAS                                                                          

Nacido con un motor de 956 cm3 y 55 cv, el A 110 recibe en 1969 el motor del R16 TS, un rustico 4 cilindros de 1565 cm3 que, preparado y con dos carburadores, alcanza 125 cv a 6000 rpm y un par de 14,7 mkg a 5000 rpm. La caja de cambios, de 5 velocidades, es la

del R 8 Gordini. Es un poco imprecisa pero esta muy bien escalonada. La dirección es de cremallera. Los frenos de disco en las cuatro ruedas.
Este motor se coloca en voladizo tras el eje trasero, sobre un chasis-viga pegado al suelo mediante cuatro ruedas independientes, con triángulos superpuestos, dos amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora en las delanteras y semibrazos oscilantes (también del

R 8 Gordini ) con cuatro amortiguadores telescópicos en las traseras. Si añadimos a esto unas llantas anchas con caída negativa (superior en las traseras) resulta un conjunto con una estabilidad y una eficacia asombrosas.

Sobre ese chasis se sitúa la carrocería de poliéster que contribuye a la magnifica relación

peso/potencia de este Alpine: 5,72 kg/cv. Además, el conjunto es muy compacto, con una

longitud de 3,85 m, una anchura de 1,52 y sobre todo una distancia entre ejes de ¡2,10 m!

que le garantizan la agilidad de un felino. Además, si derrapamos, el A 110 girará sobre si

mismo como una peonza, sin salirse de la trayectoria. Como es natural, esta compacidad

exterior hace que el coche sea un estricto 2 plazas: detrás de los asientos solo cabe algún

bulto sobrante del maletero… inexistente.

 

AL VOLANTE
Para disfrutar la Berlineta, hay que insertarse -con calzador- en el pequeño habitáculo y encajar las piernas en un túnel. Parece un juguete, todo es minúsculo, agrupado lo mas cerca posible del piloto. La distancia al techo es mínima y la banqueta innecesaria: es imposible moverse, encajado entre la puerta y la consola central. El pequeño volante, los cinco relojes, el cambio muy a mano y los pedales algo desplazados hacia el centro, nos empapan del ambiente de los rallyes y estamos deseando de arrancar.

Contacto. Un fuerte alarido nos llega desde atrás, el monstruo respira, las vibraciones nos sacuden, sentimos la proximidad del motor. Para un automovilista actual, la sensación de

potencia no es extraordinaria, pero nos desplazamos ágilmente entre el trafico, casi sin

querer. De hecho, la ligereza compensa la potencia y las aceleraciones son muy buenas.

Y cuando la autovia se despeja ¡sorpresa!: el Alpine, símbolo de la estabilidad en viraje es incapaz de estar quieto en línea recta. El morro se levanta como buscando la carretera y

para alcanzar la velocidad punta hay que recordar que es posible, que otros lo han hecho. Veredicto: 205. No esta mal, pero con una vez basta: el pequeño volante exige continuas correcciones, tiembla al adelantar los camiones. De hecho la velocidad de crucero, la que

nos permite una conducción relajada (que no confortable, ya que hay ruido, vaho y olor a gasolina) es de unos 140 km/h. Cualquier utilitario actual lo haría mejor.

Pero la autopista nos lleva hacia carreteras secundarias, su terreno preferido. Una ruta de montaña que serpentea y la Berlineta ¡explota!. Es para lo que esta hecha. El balanceo es prácticamente nulo (sin que la dureza resulte exagerada) y cada S nos incita a tomar mas

rápido la siguiente. La técnica es muy sencilla: inscribimos el morro en el viraje y, una vez

que el parachoques ha pasado… el resto va tras el, controlado solo por el acelerador. La estabilidad es increíble, la agilidad fantástica, la potencia mas que suficiente... Los frenos

están a la altura, ya que se usan poco y, sobre todo, la dirección es de una gran precisión

y su ligereza, que antes censurábamos, es ahora una ventaja extraordinaria. La dificultad

esta en encontrar una carretera realmente adecuada. Por un lado, 1 km en línea recta es

una penitencia, impacientes como estamos de seguir girando. Por el otro, el ritmo que es

posible alcanzar es peligroso en una carretera estrecha y abierta al trafico. Habrá que dar

con una ruta ancha y sinuosa….. o correr a inscribirse en el primer rally.

 

COMPRAR UNO
En su época, un 1600 S nuevo era caro: lo que 3 Simca 1000 Rallye y mas que un BMW

2002. Pero a final de los 70 ni los chatarreros lo querían porque es de plástico. Hoy puede adquirirse por unos 40.000 €. Para las demás versiones (incluidas las vendidas en España

por FASA) los precios oscilan entre 20.000 y 50.000 € según su motorización. Y los A 110 preparados para la competición (gr3, gr4) suben hasta los 100.000 €. Por ultimo la versión

coach 2+2, cuya línea, motor y chasis carecen del carácter de la berlineta original, puede hallarse por menos de 15.000 € en buen estado.

Es poco, teniendo en cuenta que es un coche facil de reparar y mantener: piezas Renault

en abundancia, piezas Alpine reconstruidas por los clubs, impuestos y consumo ridículos. Cuidado con los ejemplares que han cambiado de versión o con los que hayan corrido. El chasis puede estar “en coma” y aunque pueda hallarse alguno muy barato (unos 2.000 € )

su montaje y reglaje no son fáciles. El cambio puede también dar problemas pero resuelto

esto, no lo duden, sobre todo si viven en la sierra.

 

CONCLUSION
El Alpine A 110 es un coche aparte. Es verdad para muchos otros, pero la Berlineta Alpine es realmente irremplazable: nos da talento. Despierta en nosotros el piloto de rallyes que estaba dormido. Cualquier aficionado debe conducirla al menos una vez en la vida. Y si le gusta… comprarla.

 

PRODUCCION

A 110 FRANCE (1962-1977) : 8.139 ej.
A 110 FASA (1967-1978) :     1.904 ej.
TOTAL :                                 10.043 ej.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO                                            

 

 

 

 

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

ALPINE

A 110
(1962 - 1977)

 

ALPINE A 110 1600 S

MOTOR

Tipo: 4L Longitudinal trasero

Cilindrada: 1565 cm3

Potencia: 125 cv a 6000 rpm

Par: 14.7 mkg a 5000 rpm

Transmisión: Trasera 5 velocidades

CHASIS

Dirección: Cremallera

Suspensión D/T: Independiente

Frenos D/T: Disco

Neumáticos D/T: 165x13

DIMENSIONES

Largo-Ancho-Alto: 3,85-1,52-1,13 m

Peso: 715 kg

Peso/Potencia: 5,72 kg/cv

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 204 km/h

0-1000 m: 29”6

PRECIO

40.000   (28/07/2008)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las tomas de aire sobre las dos aletas traseras sirven para ventilar el motor y el radiador de aceite. Abajo, el logotipo de Alpine con una flecha que simboliza la velocidad. Simple, directo y... claro.

 

 

 

 

 

 

 

En cuestión de luces, el Alpine era una referencia en su época con ópticas de gran diámetro y faros antinieblas.

 

 

 

 

 

 

 

 

El A 108, antecesor del A 110, carecía de su agresividad y su motor era menos potente. Solo se fabricaron 236 y 50 mas que hizo FASA en España.

 

 

 

 

 

 

 

Para reducir los costes , se recurrió al banco de piezas de Renault para los accesorios. Los pilotos traseros, por ejemplo, son los del Renault 8.

 

 

 

 

 

 

 

La versión descapotable del A 108 que también fabricaban en  FASA. Pero los aficionados preferían la berlineta.

 

 

 

 

 

 

 

El habitáculo es de acceso difícil, pero una vez dentro todo esta en su sitio. Menos el pie izquierdo, que apenas cabe junto al abultado paso de rueda.

 

 

 

 

 

 

 

Durante años el Alpine A 110 fue toda una referencia entre los deportivos. Gracias a sus cualidades y su gran temperamento descubrió toda una generación de pilotos de rallye.

 

 

 

 

 

 

 

BIEN

Prestaciones

Agilidad diabólica

Comportamiento preciso

Placer de conducir ilimitado

Línea intemporal

 

MAL

Habitabilidad

Cofre inexistente

Visibilidad limitada

Estabilidad a alta velocidad

¿Nivel sonoro?

 

© www.clasicosydeportivos.es 

Cuadro de texto:  
P

 

 

 PUBLICIDAD

 

 

SE VENDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POR 1 ANUNCIE AQUI SU COCHE

DURANTE 1 MES (particulares gratis)

PARA + INFORMACION PULSE AQUÍ

 

LIBROS RECOMENDADOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIDEOS RECOMENDADOS

 

     

 

 

              1€

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO