CLASICOS y DEPORTIVOSCuadro de texto: INICIO PRUEBAS REPORTAJES ENLACES CONTACTO  Cuadro de texto: INICIO PRUEBAS REPORTAJES ENLACES CONTACTO

 

FIORAVANTI                                                  

 

De su lápiz han salido algunos de los Ferraris mas espectaculares de la historia:

Daytona, BB, 308… Durante lustros trabajó para Pininfarina y hoy, independiente,

nos cuenta algunos secretos. Escuchen:

 

EL NIÑO
“Con 10 años ya dibujaba Ferraris y en las clases de piano (mi padre era violinista) jugaba

a que los pedales eran los de un coche  El tenia un Topolino que yo le cogia a escondidas

(la llave era un simple clavo) así que cuando quiso enseñarme… ya sabia. Mi primer coche

fue un Lancia Aprilia, el de las puertas suicidas, gris metalizado con cuero rojo, ¡135 km/h!

y una estabilidad excepcional gracias a sus 4 ruedas independientes.”

 

EL ESTUDIANTE
“Me lo compre por 4 perras mientras estudiaba, en el Politécnico de Milán: aerodinámica,

dibujo técnico… A mano alzada ya sabia, tenia ese don: veía las cosas y las dibujaba, sin

esfuerzo. Hoy tenemos los ordenadores, pero para ilustrar una idea, lo mas rápido sigue

siendo un lápiz y un papel. Mañana puede que sea diferente pero hoy mientras enciendes

la tablet y buscas la aplicación, a mano… ¡el dibujo esta acabado!.”

 

EL EMPLEADO
“Cuando terminé un gran profesor, Antonio Fescia, que había concebido el Lancia Flavia y

conocía a Pininfarina, me recomendó. Era en 1963, tenia 25 años… ¡y me quede otros 23!.

Pinin (Battista “pinin” Farina) no dibujaba, no sabia, pero tenia un ojo extraordinario y sobre

la maqueta a tamaño natural hacia profundas correcciones. Tenia un genio terrible: un día,

la víspera del Salón de Turín, el parabrisas de un prototipo no le gustaba y lo rompió de un

martillazo. Trabajamos toda la noche para rehacerlo… ¡y le gusto!.”

 

EL APRENDIZ
“Sergio, su hijo, no diseñaba tampoco, se ocupaba sobre todo de la gestión de la empresa.

Decía que yo tenia el ojo de su padre: un día, recién llegado, frente a una maqueta, le dije

que el techo era mas alto a la izquierda que a la derecha. Lo midieron (¡3 mm!) y dijo que

había sido suerte. Pero después noté otro defecto, una diferencia entre ambos lados, algo

mas difícil porque no se ven a la vez. A partir de entonces, comenzaron a escucharme con

respeto y me encargaron mi primer trabajo: el Ferrari 250 Stradale.”

 

EL DISEÑADOR

Rate this post
Ver  Mini Cooper 1961

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © All rights reserved. | CoverNews by AF themes.